La organización pequeña como planta carnívora

La organización pequeña como planta carnívora

Las droseras son plantas carnívoras con una gota de pegamento que atrapa a los insectos de forma fácil, el insecto que va volando se queda adherido en las hojas de esta planta y poco a poco la hoja enrolla al insecto y lo empieza a digerir.
 
He querido empezar con este texto porque el mundo de las plantas carnívoras es realmente excepcional. Racionalmente si nos pidieran diseñar un ser vivo inmóvil que fuera capaz de cazar otro tremendamente móvil lo normal seria declinar el pedido. Sin embargo la naturaleza nos da casos paradigmáticos.
 
En una planta carnívora los insectos no son la única fuente de alimento sino que es solo un complemento a su tradicional sustento orgánico extraído de la tierra. En las organizaciones también hay un sustento orgánico extraído de la recurrencia de los ingresos a los clientes y una fuente de alimento complementaria pero no menos importante que es la captación de nuevos clientes. La combinación de las dos aporta la supervivencia y el crecimiento dentro de la especie que seamos. Tener dos fuentes de alimentación minimiza el riesgo de sufrir por deficiencias puntuales de una de ellas. Si solo vivimos de la tierra y hay sequia se genera un grave problema.
 
Intentando sacar una enseñanza de esta realidad pienso en aquellos despachos profesionales y pequeñas empresas de servicios que no tienen la estructura ni los medios para tener un departamento comercial que pueda salir a “cazar” clientes. Esto, que es normal ¿tiene que ser razón para renunciar a la caza?
 
En la naturaleza para que una planta se considere insectívora debe reunir tres requisitos simultáneamente:
 
  • QUE SEA CAPAZ DE ATRAER. Eso es marketing, es decir, recurrir a los elementos comunicativos que permita destacarnos en medio de otros muchos seres. Cuan importante es la imagen, el mensaje, la actitud, la capacidad,… y estos atributos no están asociados a la dimensión. Cualquier ser vivo puede movilizar todos sus recursos para atraer aquellos intereses que se le son necesarios. No es cuestión de mucho músculo, mucho volumen, mucha velocidad, es cuestión de intencionalidad y de inteligencia.
  • QUE SEA CAPAZ DE RETENER. Si captamos la atención pero no retenemos nos quedamos en la superficialidad del contacto. Si atraemos es para retener y hemos de estar preparados para esta fase. Significará que la propuesta que presentamos es realmente atractiva, adictiva,… Si captamos pero no retenemos hemos de revisar que propuesta de valor estamos presentando. Revisar el concepto, el procedimiento, la ejecución, el precio, serán variables que ayudaran a la retención del cliente que se ha visto atraído por nuestra propuesta.
  • QUE SEA CAPAZ DE CONSUMIR. Y es verdad, tener consciencia y capacidad de consumir a la “presa” es también un ejercicio de inteligencia. En la naturaleza todo depredador evalúa la potencial presa en base al coste – esfuerzo y el beneficio del objetivo a obtener así como los riesgos de la acción. Cazar una presa demasiado pequeña puede suponer un esfuerzo que no compense por el resultado. Cazar una presa demasiado grande puede significar desestabilizar todo el sistema que tenemos. Conocernos perfectamente como organización permite acercarnos con precisión a las potenciales victimas sin riesgos.
A veces pensamos que debemos ser los más atractivos, más fuertes, los más rápidos, lo más capaces,… y es verdad que existirán “victimas” que quieran lo más de lo más, sin embargo en la naturaleza hay todo tipo de expresiones y se trata centrar aquellas opciones que podemos acceder y hacerlo de la mejor manera posible. La preparación es continua y la adaptación el principal atributo tal como definió Darwin en su teoría de la evolución de las especies.
 
Vistas así las cosas miremos la naturaleza que es sabia, hay todo tipo de ejemplos y nos ahorraremos una buena parte de I+D estratégico.
 
Buena suerte y muchos éxitos depredadores.




Ignasi Vidal Diez
Responsable de Canal y Desarrollo de Negocio en SAGE Despachos Profesionales
Comprometido con los Despachos Profesionales
Soluciones para Despachos Profesionales


Acerca de Ignasi Vidal Diez