ProfesionalIN la nueva dimensión del Profesional

ProfesionalIN la nueva dimensión del Profesional

De todas las redes sociales Linkedin es la que hoy aparece como la red mas afín y eficaz para los contactos y relaciones profesionales. Así lo interpreto y así reflexiono ello en un artículo que me han publicado en INKIETOS.

Cuando Reid Hoffman, Allen Blue, Konstantin Guericke, Eric Ly y Jean-Luc Vaillant crearon en 2.002 la red social – profesional LinkedIn estaban creando una plataforma de contactos, relación y contenidos absolutamente trascendental.

En general creo que LinkedIn es una red social – profesional mal entendida y escasamente explotada en comparación al potencial que tiene. Eso significa que cuando eres un profesional que creas valor y utilidad para tu empresa y sobre todo para tus clientes, LinkedIn es una herramienta magnifica para amplificar esta actividad profesional.

Abogados, Contables, Expertos Tributarios y Fiscales, Laboralistas, Actuarios, Auditores, Gestores Administrativos,… cualquier profesional que convierta su conocimiento y experiencia en utilidad para sus clientes tiene en LinkedIn una plataforma única donde sustanciar todo lo que contiene esta entrega de servicio.

Para ello debemos ver LinkedIn como una plataforma social – profesional multidimensional que si tuviera que representar sería algo así:

PorfesionalIN

LOS PILARES

PERFIL PROFESIONAL

Esta es la dimensión más reconocible de LinkedIn puesto que es la asociada al escaparate de nuestro currículo. Es donde detallamos más o menos lo que hemos estudiados, donde hemos trabajado, que hemos publicado, que contactos tenemos,… es una fotografía estática que si nadie viene a ver, quedará ahí archivada sin ningún efecto, ¿Alguna vez hemos intentado enamorar con solo una fotografía?

Nuestro perfil profesional debería ser completo, sincero, real, atractivo,.. es nuestra tarjeta de visita digital y como tal, debería llamar la atención. LinkedIn nos sugiere y nos invita continuamente a tener nuestro perfil perfectamente completado para que seamos realmente atractivos y relevantes.

Prestar atención a la Fotografía, al Titular Profesional, al Extracto, a la carrera profesional, a las Menciones de terceros, a la evaluación de las Aptitudes, a las publicaciones o exposiciones realizadas,… será más relevante que los logros académicos obtenidos. Tus potenciales contactos les interesa más lo que haces que lo que fuiste o hiciste.

RED CONTACTOS

Acumular contactos en sí mismo no es garantía de nada y ahí es donde aparece el arte de contactar con una intención y no de forma desordenada. Hacer un plan de contactos esconderá una rentabilidad cierta y para ello buscar, seleccionar, contactar, archivar este capital de contactos revertirá en beneficios ciertos. Compañeros profesionales, personales, clientes, potenciales, referentes,… serán objetivo para conseguir este capital social.

Trabajar la red de contactos no es solo invitarlos a tu agenda y ya está, es pensar como lo haríamos en la vida real, ¿alguien invitaría a un casi desconocido a ser amigo y con su respuesta afirmativa ya nunca más interactuar con él? Invitar para conseguir solo un “si” es ridículo pero conseguir este “sí” y luego no interactuar con él, aún lo es más.

Como en toda red social nuestra agenda de contactos es la que proporcionará el flujo de beneficios que obtendremos. Cuán importante es la selección y ordenación de los contactos que vayamos consiguiendo. El día a día, nuestras visitas, reuniones, llamadas,… son oportunidades para aumentar y reafirmar nuestra red de contactos.

Tanto que pedimos un CRM en nuestras organizaciones y que descuidado tenemos el CRM personal que ofrece LinkedIn

GENERACIÓN DE CONTENIDOS

Perfil profesional, Red de Contactos son los básicos que han sido claros desde su inicio, sin embargo hay otra dimensión que ayuda a proyectar LinkedIn como una increíble red social – profesional y es la generación de contenidos que podemos compartir.

Es la dimensión dinámica de la red, es donde nuestro perfil aporta contenido, conocimiento, experiencia, posicionamiento,… es donde crecemos como profesionales porque decimos lo que producimos en nuestras relaciones cotidianas.

Publicar escritos, participar en grupos, compartir contenidos,… hace visible y relevante tu perfil que es lo que precisamente la audiencia espera de una red social – profesional. Encontrar un perfil que aporte valor siempre es valorado y reconocido, ahí es donde entramos en el Circulo Virtuoso de crecer en relevancia social – profesional.

 

 LAS DERIVADAS

He apuntado los tres pilares que creo completan el escenario de trabajo de LinkedIn, ahora bien estas tres dimensiones que en sí mismo actúan de manera positiva en la valoración de LinkedIn tienen unas segundas derivadas de beneficios cuando se combinan:

MARCA PERSONAL

Hoy más que nunca y debido a la existencia de internet el individuo profesional no es anónimo ni siquiera opaco y como nunca queda expuesto, visible, reconocible,… y es ahí donde podemos tomar ventaja o perder oportunidades.

Todo lo que somos y hacemos hoy en día adquiere un punto de visibilidad que adecuadamente conducido aboca a un concepto emergente como el de la marca personal (y no denostar el concepto como Narcisismo Digital).

Una marca personal que complementa y adiciona al de la marca corporativa donde desarrollemos nuestra actividad. Significa pues que la resultante de la marca global ya no será solo el de la organización en abstracto sino también el sumatorio de la aportación que cada uno quiera aportar.

Es un nuevo enfoque en donde hasta hace poco se cuestionaba si los empleados deberían o no tener esta dimensión de marca personal. Ahora mismo creo que este debate esta en positivo y nada mejor que una organización con una marca potente y reconocida se capaz de integrar las marcas personales de sus colaboradores más relevantes.

La marca personal se construirá básicamente con el contenido estático del perfil profesional y sobretodo con el contenido dinámico de las aportaciones cotidianas que incorporemos en LinkedIn. Un blog personal publicado en LinkedIn, aportaciones en el Timeline, participar en los grupos adscritos, manifestar opiniones y comentarios en los contenidos de nuestros seguidores, etc… irán construyendo nuestra identidad digital que sumará al de nuestra marca.

Es un trabajo cotidiano que debería estar integrado en la jornada laboral como parte del capital imprescindible para el desarrollo de la actividad.

CONFIANZA

La segunda derivada de estar presentes y activos en Linkedin es el vinculado al valor confianza que tan importante es en las relaciones profesionales. Tener capital confianza en nuestros contactos es tener credibilidad, autoridad, respeto, fidelidad,… que todo sumado convierte la relación profesional mucho más fácil, fluida, productiva, rentable,..

Nuestros contactos incorporarán este valor en las relaciones mutuas cuando nos vean opinando, creando contenidos, validando posiciones y ello se traducirá en una relación más sólida.

RELACIÓN

Los vínculos entre nuestro perfil digital y el de nuestros contactos es la Relación y esta debe ser tratada de la manera más natural posible.

No hace mucho me preguntaban qué respuesta dar a una solicitud de contacto recibida o como gestionar la solicitud a un nuevo contacto, pues bien, todo debe ser tratado con naturalidad, con sentido común, de la misma manera que lo haríamos si la relación fuera presencial, con el tinte de nuestra forma de ser y actuar para que todo se note autentico.

Un ejemplo de ello es cuando estamos construyendo nuestra red de contactos, invitamos ¿según el mensaje estándar de LinkedIn? ¿Personalizamos la invitación para hacerla más atractiva y creíble? ¿Tenemos los contactos etiquetados para su correcta segmentación? ¿Nos relacionamos regularmente con un mensaje corto de buen deseo? ¿Tenemos una estrategia de captación y mantenimiento de nuestra agenda? Todo ello es relación y nada puede ser improvisado o azaroso.

Tener una cuenta PREMIUM de LinkedIn sin duda ayudaría en la productividad de la relación pero habrá que valorar el retorno de tal inversión monetaria que yo no recomendaría si previamente no tenemos la dinámica y la metodología adecuada para mantener una relación general eficiente.

En los contactos seguidos hay un icono descrito como “Información del contacto” que pinchando aparece un campo “Añadir” donde podemos escribir información relativa al contacto y relación vinculada, siendo ello lo más próximo a una ficha de contacto tradicional.

En el apartado de relación que nadie piense en grandes y masivos envíos de información, precisamente LinkedIn es contrario a eso para no convertir la red social en una red invasiva o antipática. Suelo comparar el trabajo en LinkedIn a hacer “ganchillo” de relaciones, uno a uno, paso a paso, con paciencia, con constancia. El resultado es más lento pero es más auténtico.

 

 El COROLARIO

Pensando que significa LinkedIn y asumiendo la contracción anglosajona de “vinculado” e “internet” es precisamente esto lo que debemos incorporar en nuestros códigos de relación actualizados. La vinculación con colegas, clientes y potenciales es vital en este mundo globalizado, instantáneo, multicanal,… y es ahí donde LinkedIn añade a nuestra dimensión profesional analógica un plus digital que nos hace mucho más relevantes como profesionales y como componentes de una organización.

Reflexionando en todo ello pienso que ya no podemos decir que soy un profesional sino que debemos conducir una estrategia y acción a convertirnos en un “profesionalIN” tomando esta dimensión digital ineludible en nuestro quehacer actual.

Abogados, Contables, Expertos Tributarios y Fiscales, Laboralistas, Actuarios, Auditores, Gestores Administrativos,… cualquier profesional que entienda LinkedIn como una oportunidad que esté preparado a incorporar activamente el sufijo IN a su etiqueta profesional

Mucha suerte, muchos aciertos y mucho IN.

Ignasi Vidal Díez

Business Development Manager
SAGE Accountants

Nota: Si te ha gustado este artículo te invito a hacer una mención en mi ficha de LinkedIn o a validar mis aptitudes.

Derecho de autor: sommai / 123RF Foto de archivo

Acerca de Ignasi Vidal Diez